El invento de “acuerdo” del régimen sólo va a agravar la crisis y el sufrimiento de los venezolanos

  • El Frente Amplio Venezuela Libre, por vocación y por convicción, siempre ha defendido y luchado por una solución política, estructural y viable a la crisis que sufrimos todos los venezolanos, y ha manifestado siempre que para lograr una solución política concertada y realista, la negociación y el diálogo son –junto con otras herramientas- instrumentos insustituibles de la lucha cívica.
  • Pero para que una negociación o diálogo pueda ser llamado así, requiere al menos dos condiciones mínimas: una referida a la representatividad de quien lo lleve a cabo, y otra asociada con la naturaleza de lo que se negocia.
  • Con respecto a lo primero, quien acuda a una instancia de negociación tiene que tener una indiscutible representatividad de mandato. Nadie puede arrogarse el derecho de hablar en nombre de los venezolanos, si no tiene representatividad para ello.  Hoy en nuestro país, la única institución electa y legitimada por el pueblo es la Asamblea Nacional, la que además tiene una Directiva electa de su propio seno, al frente de la cual está el presidente (e) de la Republica, Ing. Juan Guaidó, reconocido así por la inmensa mayoría de los venezolanos y por más de 60 paises de la comunidad internacional.  Es la Asamblea Nacional como cuerpo colegiado y el presidente Guaidó, los únicos con la representatividad política para entablar una negociación válida con el régimen de Maduro.
  • Con respecto a lo segundo, una negociación auténtica es aquella que va a la solución de las causas que generaron la crisis.  El origen del actual drama que sufre Venezuela está en el robo que se hizo de las elecciones presidenciales previstas para el año pasado, lo que permitió que un modelo político-económico hambreador y perverso continuase en el poder.  Esta es la causa. Y cualquier negociación o intento de diálogo que no vaya directo a resolver la causa del problema, lo que hace es ayudar a perpetuarlo.
  • El papel firmado este lunes 16 en una de las oficinas ocupadas por el régimen, ni está hecho por una instancia o personas con representatividad para actuar en nombre de los venezolanos, ni plantea en su contenido siquiera tratar lo que es la causa principal y última de la crisis: la necesidad urgente e insustituible de que haya elecciones presidenciales, única forma de abrir una puerta de solución a la ya larga y pavorosa crisis humanitaria.  Por tanto, ni es diálogo ni es negociación.  Es sólo un ardid del régimen para intentar lavar su cara después de haberse levantado unilateralmente de la ronda de negociaciones que se realizaban con la mediación del Reino de Noruega, justamente cuando la delegación del gobierno legítimo hizo una propuesta formal de solución, que consistía en:

  • Separación de Maduro del cargo que usurpa y separación del Presidente Guaidó de la Presidencia Encargada.

  • Que el Gobierno de Transición fuese asumido por un Consejo de Gobierno, con participación de todos, y con inclusión de la FAN. Basados en el artículo 333 y en espíritu libertador y unitario del año 1958.

  • Convocar elecciones presidenciales libres en 9 meses con observación internacional y nuevos poderes públicos, conformados como ordena la Constitución.

 

  • Tras esto, el régimen abandonó la mesa de Barbados y montó el show de una “falsa negociación” con algunas personas que se prestaron a ello, para inventar un falso acuerdo que no plantea nuevas elecciones presidenciales.
  • El país no quiere ni una supuesta  “mesa de diálogo” permanente y eterna (porque no puede de manera permanente seguir sufriendo),  ni acepta más trucos y trampas del régimen para alargar la agonía de la gente. Los venezolanos reclaman una solución de verdad,  y ésta pasa por devolverla la soberanía que se le robó al pueblo, y que haya elecciones presidenciales
  • El Frente Amplio Venezuela Libre a la única negociación que apoya es a la que conduzca a elecciones presidenciales. Cualquier otra cosa no es más que un ardid para burlarse de la gente y eternizar su sufrimiento.

 

 

Caracas, 16 de septiembre de 2019

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *