COMUNICADO: Frente Amplio llama a desobedecer a la dictadura mediante la no participación en el fraude del 20 de mayo

Comunicado Frente Amplio llama a desobedecer a la dictadura mediante la no participación en el fraude del 20 de mayo Si lo que quieres es salir de Maduro, lo primero es no participar en su farsa El 20 de mayo marcará el día en el que Nicolás Maduro acelerará su salida del poder. Así como en diciembre de 1957 la junta patriótica y la sociedad civil democrática de Venezuela llamaron a no convalidar el fraude electoral montado por Pérez Jiménez, la Venezuela de hoy, respaldada por la comunidad internacional, ha decidido también dejar solo al régimen en la farsa del 20 de mayo. Hoy, la casi totalidad de las organizaciones y sectores democráticos del país rechazan el fraude del 20M y nos negamos a ser parte de el: la Iglesia Católica y Evangélica, los partidos políticos de oposición, el Movimiento Estudiantil junto a los Rectores de las Universidades públicas y privadas, los sindicatos y asociaciones de gremios profesionales, las federaciones de empresarios, las organizaciones y liderazgos del chavismo democrático, y las fuerzas vivas de la sociedad civil estamos unidos para no otorgarle legitimidad al plan anti democrático de Nicolás Maduro. De igual forma, la gran mayoría de la comunidad internacional ha rechazado y desconocido este proceso fraudulento, y tanto la ONU, la Unión Europea y hasta el Caricom, manifestaron abiertamente que no acudirán como observadores de la farsa del 20M ya que la misma no cuenta con las condiciones mínimas para garantizar la integridad del sufragio. Nunca antes se había formado un consenso tan amplio dentro y fuera de un país rechazando un proceso plagado de inconsistencias, trampas y chantajes.

Somos todo un pueblo contra la dictadura. A partir de este hito, asumiremos una etapa superior de la lucha, que será difícil, pero de la que no dudamos salir victoriosos. Este Frente Amplio se enfrenta a una dictadura armada, pero que se encuentra en minoría y cada vez más aislada del Pueblo. Tras consumarse el fraude del 20 de Mayo, todo nuestro esfuerzo deberá centrarse en aumentar significativamente la presión nacional e internacionalmente hasta lograr que, al verse imposibilitada de garantizarse el goce de sus riquezas mal habidas y de continuar Gobernando como hasta ahora lo han hecho, la alta cúpula de la dictadura y quienes la sostienen, se vean obligados a convocar unas elecciones de verdad, a respetar la voluntad de la mayoría de los Venezolanos, y abrir paso a una transición pacífica que permita liberarnos como pueblo del hambre y la estruendosa catástrofe social, moral y política de la que somos víctimas. Esta misión, compleja y difícil, pero alcanzable, no la estaremos llevando adelante solos. Hoy, la gran mayoría de gobiernos y pueblos de todo el mundo han manifestado que tampoco reconocerán los resultados de un proceso ilegítimo y que aumentarán de manera significativa la presión y las sanciones individuales y personalísimas contra quienes nos oprimen. A los Pueblos del mundo les agradecemos su solidaridad en la lucha que libramos como Pueblo para retomar el hilo constitucional, recuperar la Republica y el respeto al soberano. La primera tarea es clara: Maduro necesita que seamos parte de su farsa. No participar en ese parapeto es no colaborar con la dictadura. Desde el Frente Amplio Venezuela Libre afirmamos que lo del 20 de mayo es un fraude que decidimos no convalidar porque las condiciones no son ni siquiera las mínimas para poder considerarlo como una elección: la convocatoria está hecha por un parapeto ilegítimo y que nadie reconoce que han llamado “Asamblea Nacional Constituyente”, el CNE está más parcializado que nunca, no tendremos observación electoral internacional imparcial, nuevamente hay un absurdo ventajismo por parte del aparato gubernamental, hay “rectores” con período vencido, no se dio la apertura requerida del Registro Electoral para que los millones de venezolanos en el exterior puedan ejercer su derecho, no hay garantías técnicas que aseguren que la voluntad de los venezolanos en las urnas sea respetada, no se pudo siquiera depurar el Registro Electoral, sigue el inmoral chantaje a los ciudadanos a través de los llamados “Puntos Rojos” del partido de gobierno para intimidar a votantes y generar un control del proceso, se eliminaron varios controles que impedían el voto doble, se ha inhabilitado a partidos importantes de la opositores o autónomos al Gobierno, se ha bloqueado la constitución de nuevos partidos, se ha encarcelado, inhabilitado o forzado al exilio a importantes líderes democráticos. Y así podemos seguir enumerando las razones por las que los venezolanos y el mundo afirman que lo que va ocurrir el 20M es ya un fraude consumado. Y en los fraudes no se vota.

Al día de hoy podemos decir tajantemente que la única duda que queda en relación al 20M es el número que anunciará Tibisay Lucena en la noche. Eso lo está cuadrando Maduro en función a lo que más le convenga: Si ser descarado y alcanzar los 10 millones que ni Hugo Chávez logró alcanzar en el mejor de sus momentos, o si prefiere mostrar un resultado más ajustado, para simular competitividad y generar discordias entre quienes quieran acusar de que “se pudo haber ganado”. Sin embargo, todo esto es simulado: Ya el “ganador” está definido. Por esto, hemos decidido no participar como parte de una estrategia de desobediencia civil pacífica, dirigida a eliminar toda la legitimidad de la dictadura que ha sumido a nuestro pueblo al hambre y la miseria. Esta ruta que escogimos suma a la ya perdida legitimidad de desempeño y legitimidad de Ejercicio, la perdida de la Legitimidad de Origen. El 20, con esta farsa, Maduro pretenderá haber renovado su legitimidad de origen, pero para la mayoría de los venezolanos y el mundo, la habrá perdido. Ha cometido un gravísimo error y debemos aprovecharlo. De igual forma, debemos ser claros en algo: La salida de la dictadura no es el 20 o el 21 de mayo, pero a partir del fraude del 20 estamos seguros que se acelera la caída de la misma, pues toda dictadura cae cuando se hace inviable la supervivencia de las cúpulas que la sostiene y las bases se le rebelan por las serías desviaciones entre el discurso y las prácticas, y por tanto, comienzan a acrecentarse las fracturas internas. De esta premisa, hacemos un llamado: Debemos retomar y reforzar la protesta pacífica y democrática, en el marco del ejercicio de nuestros derechos políticos, y estas se originan a partir de los derechos vulnerados del pueblo, que evidencien lo insostenible del gobierno y su incapacidad para resolver los problemas,, su talante autoritario, su violencia y el llamado permanente a Venezuela y al mundo que queremos elecciones verdaderamente libres, justas, equilibradas y democráticas, sin presos políticos ni inhabilitados y con todos los venezolanos participando en ellas. La presión ciudadana, de la mano de la acción institucional y la presión internacional, será fundamental para alcanzar este objetivo. Por último, debemos hacer un llamado a quienes aún hoy en día, persisten en el llamado a ser parte del fraude del 20M. Es el momento de que quiénes aún siguen siendo parte de esta ruta decidan de qué forma pasarán a la historia: Pueden ocupar la página negra de ser quienes colaboraron con la farsa de una dictadura o pasar al espacio de unidad de la sociedad democrática y patriótica. Mientras más aislada y sola este la dictadura, más evidente será la farsa y su fracaso. Por eso, emplazamos a las instituciones de la República, especialmente a la Fuerza Armada Nacional, a respetar y hacer respetar la Constitución Nacional y unirse al reclamo pacífico del pueblo para exigir elecciones libres.

De igual manera, emplazamos a Henri Falcón y a Javier Bertucci a unirse a esta lucha, retirándose del fraudulento y denunciando proceso en consonancia con la unidad superior de la sociedad venezolana, y a denunciar el fraude que se está montando contra el pueblo y contra su derecho de expresarse libremente y a tener el gobierno que soberanamente decidan para su patria. Reiteramos el llamado a los demócratas de Venezuela: Demostremos nuestra fuerza irreductible este 20 de mayo desobedeciendo al dictador y a partir de ahí aumentar la presión social, pacífica y sostenida, que marcará el fin de esta página negra de nuestra historia e iniciará una etapa de libertad, bienestar y progreso para toda Venezuela.

¡Contra la dictadura y el hambre, elecciones libres YA!

 

Frente Amplio Venezuela Libre

Caracas, 18 de mayo de 2018

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *